lunes, 7 de diciembre de 2009

CONVERSATORIO CON RAFAEL CHAVEZ

COLOQUIO


Suena la cítara.

En el rincón,
la flauta anuncia su entrada.
El tambor resuena alegre y saltarín
Tocaron a marcha forzada.

Late un corazón que ama.

El violín sin quedarse atrás,
Llena la sala del pecho.
Los trompetines realizan el clarinar
de la marcha rápida al encuentro.
Entre la idea y la esperanza.

Amamos, estamos vivos.

Entonan los coros celestiales
los aleluyas eternos a la idea de amar.
El saxo alto hace gala con su rítmico
encanto, cuando acompaña al corazón.
Casi es perfecta la unión.

Caminan tomados de la mano.

Así cae el crepúsculo,
lento, eterno.
Silente a las palabras de los labios
Alegre y juguetón al juego de las manos.
Cuando nos tocamos en las pupilas.

Somos libres a las caricias de los sueños.

AYER TE DIJE MUJER

Ayer te dije mujer Cuando tus manos tocaban la sinfonía del amor. Que el universo solo tenía una versión de la verdad. Tú y solo ...