miércoles, 11 de mayo de 2016

TÚ EN MIS PENSAMIENTOS

Hoy quiero cerrar mis ojos
y dibujarte con mis pensamientos.
Tu figura de mujer toda.
La que con su presencia llena
estos sentidos tan humanos.
Hoy quiero cerrar mis ojos
y tocar tu esencia de alma.
La que con la mirada regala
y con tu sonrisa derrite mis
pensamientos mortales.
Hoy he deseado cerrar mis ojos
a tu tentación de mujer.
A la de los labios rojos.
A la de las curvas en lineas
de puntos suspensivos.
Hoy mujer.
He querido ser ángel,
y cuidar tu aroma mañanera.
Para que seas mía,
solo mía en la aurora.

martes, 10 de mayo de 2016

CITA EN EL FAROL

He doblado mis recuerdos,
en el fragor del tiempo.
Busque la agonía insípida,
en brazos de una mujer.
Manejando las ilusiones pasadas,
amores que matan, espíritu insaciable.

Escarbe tu figura locamente
buscando las locuras de tu cuerpo.
Gotas de ideas bajaban por mi espalda
entrelazados los quejidos,
desde un desvencijado diván.
Estoy soportando la tortura
de mis recuerdos desdoblados
en el fragor del tiempo.

Tengo cita en el farol,
de una esquina cualquiera,
en tu cuerpo de mujer perfumada.
Ganas contenidas de ideas mojadas;
¡ah! …diván de mis recuerdos.
Torturas que endulzaban el alma
de esta pena loca enamorada
en un reloj que marcaba las diez.

Donde solo faltas tú.


lunes, 9 de mayo de 2016

TÚ PRESENCIA DE MUJER

Encorvados los pensamientos,
juntando los entuertos del alma,
anda el desvencijado corazón,
de este triste marinero.
Bambolean los necios sentimientos
de vientos, amores de querencias,
encrucijadas de muchos cuentos,
cartas que jamás se escribieron.
Como cartero en un latido,
depositadas en el buzón de mis angustias,
espero las campanadas
que suenan con el viento.
Tanto enredo en mis palabras,
parecen precio de mercado,
en la única oferta que te hago;
de robarte un beso en la nostalgia.


ALFARERA

Busco una alfarera.
Pero no a cualquiera alfarera.
Te busco a ti, en el fondo de mi alma.
Busco un poco de agua.
No cual quier agua.
Te busco a ti, para que calme mi sed.
Busco una alfarera.
Que moldee mis deseos.
Y queme mis ansias de amor.
Busco una piel.
Cómo la tuya de mujer brava.
Que cubra mis sentimientos de hombre.
Alfarera, cuando moldee mi vida.
Llena este cántaro, con el amor de tus pechos.
Y la savia de tus labios de mujer.


RIMAS DEL ALMA

En un sueño como quijote
cabalgaba en la cresta de un verso,
haciendo cabriolas con conjunciones,
espumas con la rima.
Mecía las octavas
entre septetos y decasílabos,
se morían de envidia las amapolas,
versos consonantes para enamorados.
Bañados en el placer
de mis quijotadas de poeta,
décimas de amor declamaba
a ti…mi eterna enamorada.


PLEGARIA DE UN MORIBUNDO

Tenerte no es un juego.
Conquistar tus pecho erguidos,
tampoco es sencillo.
Beber en el remanso de tu boca,
no es cosa fácil.
Ya que derrites con tu presencia,
el intento de las ideas.
Mujer de mil halagos,
donde la pasión impera.
Eres mar embravecido,
envolvente en la ternura
y fuego que lo abraza todo.
No en vano estrello mis
pensamientos junto a los
tuyos.
Que eres mía, lo se.
Y de otro, talvez.
Pero en mis plegarias
eres a la que rezo
al oído.
Cuando los susurro
callan.
Al morder el polvo
de tu cuerpo, mujer.


LLANTO EN SOLEDAD

En lo alto del aposento
gime el viento con su canto;
en el silencio de la noche,
quietud para almas penitentes.
Desgarro de la impotencia,
dolencias de infelicidad,
ideas dolorosas,
rabias de gargantas secas.
Nostalgias de tres letras,
estas flamas apagadas,
busco fuego en la muerte;
murió la idea de tus labios rojos.
¿Muerte donde estas?
Cabalgadura trotante,
ladrona de corazones rotos,
llanto de noches tristes.


Y TODAVÍA TE SIGO AMANDO

Y todavía te sigo amando
en el infierno de mi vida.
Donde clavas las dagas
el dolor de las ilusiones.
Todavía te sigo queriendo
aunque otro beba de tu aliento
Y saboree tu cuerpo desnudo
de diosa deshojada.
Si mujer,
te sigo queriendo entre sonido
estereotípicos guturales en la noche,
los tuyos y los de él.
Aunque sea el veneno de mi muerte
y el infierno de mi agonía.
Reza en mi tumba abierta una plegaria,
porque aun así te sigo amando.



EL SOLITARIO

Escarbe en las cenizas de mis recuerdos,
estaba tibia tu presencia en las mismas,
quise recogerlas y mimarlas,
pero ya el viento las disipaba.
Tome la llama de tus besos,
la cubrí con mis labios temblorosos,
queme mis ansias y mis ganas,
el viento las disipaba.
Retome los rastrojos de nuestros amores,
resguardando con mimo sublime
las palabras de aquella noche…
de luna llena…entrega total y fuego ardiente.
Cómo llama que todo consume,
solo cenizas en mis manos quedaban.
La agonía de un te quiero en la distancia,
la espera incierta de una entrega.


TIEMPO DE MUJER

Guardare silencio ante tu presencia
de mujer deseada.
Cerrare mis ojos ante ti.
No volveré a ver tu figura,
no pronunciare palabra alguna.
No porque tema.
Eres esa idea de mujer en mi alma
que no tendré.
A la cual mis pensamientos
no llegaran.
Y desde lejos,
solo contemplare tu silueta
de mujer deseada,
de mujer amada.




GOTAS DE LLUVIA

Solo son gotas,
gotas de lluvia fina,
redoblantes que toca tu piel,
gotas sonoras enamoradas… armónicas.
Solo es agua,
que resbala por la piel,
esencias de tus ganas,
ganas que se clavan con garras de amor.
Solo son gotas,
simplicidad de la vida,
en la humedad del tiempo de los amores,
donde las querencias lo empapan todo.
Pueden ser palabras,
llenando como cántaro,
tú presencia de gotas de mujer,
conformándome con la lluvia de amor tardecido.
Quebrando la quietud de mí ser,
de mi tarde de amor,
mañanas de querencias,
de este amor que mata.


AYER MUJER

Ayer mujer, cuando te vi.
Quise que hubiese puesto
las comas y los puntos en mi vida.
Ayer mujer, cuando te vi.
La luna asomaba por la ventana
de la noche clara.
Ayer mujer, cuando roce tu cuerpo.
con la mirada de los deseos.
No se si supiste de mis anhelo y ganas.
Ayer mujer, cuando quise hacerte mía.
Tus ojos reflejaron la ironía de un amor,
y la nostalgia de unas caricias mañaneras.


LO APRENDÍ DE TI

Déjame desnudar mi piel con la tuya
fundiendo mí sabía con tus ideas.
Cuanto quisiera penetrar mis ganas en tu vientre,
escuchando tu ronroneo de gata en celo.
Dame de beber lo que brindan tus labios,
y tocaré tu pubis con mis manos hambrientas.
Siento como saboreo tus caderas en la soledad
abriendo tus pecados a mi confesión de ganas.
Tiraré al suelo tu anatomía con los pechos
al aire como geometría de sierra virgen.
He de chupar tus gemidos de mujer
como macho de mil noches de cuento de hadas.
Al tocar los rubores del alba cuando se mojan
las entrepiernas de nuestros libros abiertos.
Vamos hacernos abracadabra desnudas las ideas
de gritos en el oído jadeos y susurros de ganas.
Sueltas las amarras de los tabúes de dos cuerpos
desnudos en almohadas rosa.



EN ALAS DE LUCIERNAGAS

Te busque en cada rincón de la vida.
Hasta agotar mis pupilas en el tiempo.
Me he preguntado por doquier
si tú sabrás que solo soy feliz
cuando estas junto a mi.
Quiero recordar como son tus labios.
Quiero recordar el sabor de tus besos.
Porque aunque tengo el alma adolorida,
no es nada si sigues con mi corazón
aferrado a la idea de amarnos otra vez.
Trato de buscar el color del amor.
El de nuestra forma de amarnos.
Sin fronteras.
Sin las medidas que nos imponemos.
Tanto tú como yo.
Por eso, en cada atardecer,
espero por ese amor.
Tan tuyo y tan mio.
En alas de luciérnagas.
Debajo de cualquier farol de mi vida.

UN REQUIEM POR EL AMOR

-Hoy pequeña, me quede sentado en el portal de mi puerta. Vi pasar cada segundo de mi vida frente a mi y guarde para ti mis más bellos recuerdos enmarcado en la distancia de este monologo de querencias.
-Bueno para que sigo con este conversatorio si tú no entiendes el palpitar de mis ideas y la encrucijada de de la vida.
- ¿Porque late este corazón moreno con cara de gitano en luna llena?
-Que más da; Mira.... si sigues en silencio yo tendré que seguir con mi monologo de camino polvoriento, aquí mirando en el horizonte, oteando tus querencias a ver si encuentro las mías entre las tuyas.
-Ves… como quiera pasa el tiempo entre los latidos y el palpitar de nuestros corazones.
-Es como la carta que escribimos, la ponemos en un sobre pero jamás echamos al buzón.
-¿Tú me entiendes?
-¿Te digo la verdad de nuestras vidas?
-¿De verdad deseas oírlas?
–Veamos entonces.
-Somos amargados en vino rancio y tardío.
-Queremos filosofar con el amor y solo un disimulo mal realizado nos sale. Eso es como una comedia de mala muerte.
-Con el teatro de nuestras vidas vacías: que carajo de aplauso vamos a cosechar. ¿Me puedes explicar esto?
-Se que te ríes y hace tus conjeturas, pero es la vida de nosotros las que ponemos en juego y no lo ves. Solo vives tu mundo de fantasías agonizante.
-Bueno de todas formas las largas horas de la tarde son las líneas del final de este cuento de nunca acabar. Por supuesto acompañadas con tu cafecito mortecino y aromático.
-Ya lo sabes.
-Esa es la diferencia de nuestro conversatorio. Donde como mudo espectador soy el único que dialoga con la soledad.
-No, no hay tiempo para esa sugerencia que nos brinda la carne.
-Hoy solo tengo los segundos para un tango mal vivido y mal contado en este marco de la puerta vieja, mirando el caminito polvoriento y solitario de nuestras almas.
-Ese mismo que se desgasta con el tiempo al paso de los segundos. que se corroe cuando las gotas de agua golpean igual que cincel de acero; haciendo mellas en las arrugas de su piel de polvo fino.
-!Si amigo! así somos nosotros.
-Pero de todas manera nuestras vidas seguirán entrelazadas entre las querencias y el desamor de la cotidianidad.
-¡Te veo en el próximo recodo, chao!…



INOCENCIA

Déjame llegar hasta donde se juntan las pasiones.
Permiteme que entre a tu intimidad de ideas.
Deja que cabalgue por tus praderas de ganas.
Ya que, somos corceles desbocados.

Déjame estrellar mis sentimientos en ti.
Para recogerlos en tu piel de mujer.
Para caminar junto a tu aliento.
Para saborear la miel de tus placeres.

Déjame coger las tentaciones.
Esas que con tu sonrisa describe.
La que tus ojos hablan sin mediar palabras.
Para saciar las ganas dentro de ti.



ADJETIVOS

COÑO, LLUEVE Y TÚ NO ESTÁS AQUÍ.
MALDIGO LA HORA Y EL TIEMPO.
EN EL CUAL TE DEJE PARTIR.
ESTE TREN DE LA VIDA,
DESGRACIA DE LOS VIVOS.
MUERTE DE LAS PASIONES.
DOLOR DE LOS AMORES
Y MUY DE LOS MÍOS.



SI DUERMES A MI LADO

¿A donde se marchan las mariposas del alma después de tus besos?
Yo, no lo sé.
Quisiera que tus labios me lo digan.
Para que embrujen mi sangre por ti.
Dime una cosa.
¿A donde se forma el cosquilleo del amor?
El mismo que siento cuando estamos frente a frente.
Quiero saberlo.
Si duermes a mi lado,
sentiremos los aullidos en el tejado del corazón.
Los gruñidos de la penumbra.
Cuando de envidia vean la nostalgia de los dos.
Escuchas esas notas.
Las mismas que suenan en el alma.
La tuya y la mía.
Todo al compás del juego eterno de unas gotas de amor.

DOS CUERPOS

DÉJAME ENTRAR AL FONDO DE TU ALMA.
ASÍ BUSCARE LAS CARICIAS QUE DEJE
GUARDADAS EN EL PENSAMIENTO DE UNA SONRISA.
DÉJAME ENTRAR, DESPACITO, DESPACITO.
PARA HURGAR EN LAS COMISURAS DEL ALMA.
LA DE NIÑA YA MUJER QUE TIENES.
DÉJAME ENTRAR JUNTO A TUS PUPILAS,
ESAS DE NEGRURAS ETERNAS,
JUNTO A LAS SOMBRAS DE TUS PESTAÑAS.
SI, DÉJAME ENTRAR AL FONDO DE TU ALMA.
PARA TOMAR LOS LATIDOS DEL AMOR.
EN SORBOS SUAVES DE SUSPIROS ETERNOS.


Y ERAN LIRIOS

Corren mis palabras por tu piel,
como la fina gota de agua por la
hoja del lirio en el charco.
De esta quietud en la nada
nace la inocencia de mujer.
Hoy mas que ayer tú lo sabes.
Brota la flor en medio de la nada,
igual que este cariño inmenso hacia ti.
Como el tren diario de tu vida
que lleva tus ansias y deseos.
Continuo vaivén de ilusiones.
Así corren nuestras ganas
junto al riel de nuestras vidas
paralelas.
Tu lirio y yo el charco de la nada

HABLANDO DE TI

Quisiera que a esta noche
se le escapara un suspiro.
Cuando cuente el amor
y las caricias que debajo de la luna
nos damos.
El concierto de cigarras
y grillos son los testigos.
De una noche de amor
y pasión incontenible.
Que no termine la canción.
La de los corazones.
La del tuyo y el mio.
Ciegos de locuras por amor.
Sí, a esta noche algo
se le escapo.
La ternura de nuestro amor.
La pasión de los corazones
y la irracionalidad de amarnos.