sábado, 25 de octubre de 2008

EN MI VENTANA



Soplad viento tempestuoso
desgarra tus ataduras efímeras,
contra esta roca
y este pecho.

Clava tus míseras garras
gemidos sordos y lúgubres,
rompe mi silencio,
deja abierta mi herida.

Cuando caiga la última gota,
entonces pronunciare su nombre.
¿Para qué esta agonía?
Porque tú y solo tú conoces mi porfía.

Sopla viento tempestuoso
ven a mí.
Lleva mis gemidos.
Grita por siempre su nombre.

Grita por siempre su nombre,
y dile que por callar mi dolor.
Muero lentamente en mi cadalso.
Recostado en el murmullo del viento.

lunes, 20 de octubre de 2008

GIRASOLES AMARILO


Tocan a la puerta dulcemente,
aquellos pétalos que el viento trae.
Amarillos como el sol,
girasoles en tu pelo negro.

Vuelan en la imaginación,
regados en sábanas perfumadas,
tentación de deseos incorregibles,
girasoles amarillos en tu pelo.

No ha muerto la idea,
de amarte infinitamente,
ni alejadas mis profanaciones.
Girasoles amarillos en tu pelo.

Regados como rayos de luz,
resplandecen en la penumbra,
guías del destino, pétalos amarillos.
Girasoles como estrellas en tu pelo.

¿Para que saco mis deseos?
Si tú guardaste tus anhelos,
tocan a la puerta dulcemente.
Girasoles amarillos en tu pelo.

PERDIDOS



Te meces,
cual frágil hoja al viento,
con tu cuerpo fino de mujer enamorada.
Robando segundos… cuando puedes,
apostando a lo que no será.

Llamadas,
que no responden a la desesperación.
Tiempo,
que pasa en vano por tu piel.
Mellas.
La fragua de la espera,
sentada en el desván,
de un tiempo que no llega.

Sonatas,
que retumban de alientos,
que no pasan.
Ideas maldita de un amor,
que no responde a la angustias.
De amar y no amar,
de tener y no querer.

¿Y para que espero?
Si ya no viene.
¿Para que escribo?
ya no hay cartero.
¿Para que suspiro?
¡ya no hay amor!
Solo hojas,
que se mecen en el viento.

lunes, 13 de octubre de 2008

LLUVIA



Esta lloviendo afuera,
y aquí en mi cuarto:
esta tú figura de mujer,
que se pasea por mis sentidos.
Siento tú piel ruborizarse
junto a la mía.
Y en tus ojos,
veo la ilusión y las ansías
de tu pasión por mis sueños.
Esta lloviendo afuera
y aquí en............

domingo, 12 de octubre de 2008

CONVERSACIÓN


Mientras caminábamos en la sombra de las ideas,
fuimos a dejar las ilusiones junto a las frías
líneas del metal de las palabras.

Sentados,
Disparamos los sentimientos encontrados.
Interpuestos entre mis sentimientos y los tuyos.
Caían lentamente,
como hojas coloreadas de otoño.
En forma de palabras silentes.

Nos agarramos las manos,
tratando de no dejar escapar el suspiro
del amor escondido en el pecho.

Aunque largo el tiempo,
su existencia parecía una brevedad
de segundos galácticos.
Mirábamos absortos el vaivén de las hojas,
latían como nuestras almas,
rápidas, desbocadas.

Mientras caminábamos a la luz de las ideas,
agarrados de las emociones
dejamos en las líneas frías del recuerdo los rencores.

jueves, 9 de octubre de 2008

REFLEJOS EN EL ESPEJO




Camino desnudo en mi alma,
tras recuerdos
que vienen a mi mundo danzante.
Tu figura de mujer,
en esos dulces momentos
son toques mágicos.
Aleteos de corazones saltarines,
amores como capullos abiertos.

Camino desnudo en mi alma.
Leo,
lentamente mis pensamientos
arrojando el ancla de las caricias
cuando me estremezco con la idea
de lo infinito en el placer.
Te escojo,
mujer de mil ideas.

Doncella de corazones
entre sábanas y almohadas.
Suspiros de un inicio
que se estremece con el amanecer.
Camino desnudo en mi alma.
Tocas el cielo junto a mí,
sintiendo tus besos en mi piel
y lo sensual de tu perfume.

La ternura de tus ojos,
el susurro de tus labios.
Un libro abierto.
Tu pecho es la noche
donde dejo mis huellas.
Mis ideas todas
una a una las derramo
cuando camino desnudo
en mi alma.

miércoles, 8 de octubre de 2008

SOLO TU



Nos estrujamos las ganas,
con labios y boca entrecruzadas,
tu aliento y el mío mezclado;
con sabor a ganas de macho y hembra
en el celo del verano.

Nos agarramos las ideas eróticas,
desnudé tu conciencia de mujer ajena,
segundos como relámpagos,
estremecedores estertores de dos desnudos,
impíos pecados de ganas estrujadas.

Estrelle las ganas del momento,
en tus curvas pecadoras a mi tentación.
Deje los quejidos del placer,
junto a tu almohada y tus suspiros,
bebiendo tus suplicas placenteras en el clímax del final.

Al final de la cosas,
cada quien tomo su rumbo,
yo con mis ganas consumidas por la flama,
y tú con las ideas de amante complacida,
buscando ambos donde saciar la sed
de este celo de verano.

domingo, 5 de octubre de 2008

CONVERSACIÓN A MEDIA




Para que hablar de cosas dejadas en el pasado,
solo las ideas vagas quedan de ese recuerdo.
Si desdoblara las hojas de las anotaciones
esas que se anotan en las líneas del alma
te leería las de las ternuras,
las que escogiste para revelar tus pasiones ocultas.
Si esas mismas que recorren tu médula
como señal de lo vivido.

Aquí entre las arrugas del papel y los recuerdos
tengo anotadas tus noches memorables de quejidos,
los que ocultaste como tesoro inalcanzable.
Que juego este de la vida.
Si, esa misma que en el pasado
como milonga trasnochada nos unía y hoy nos aleja.
Pero de todas forma el alma de los que viven,
de los que aman y nunca olvidan,
ni el odio los entierra en el olvido.

Queremos guardar en el silencio el pasado,
ese mismo que como sombra nos acompaña.
Grato error de la vida.
Siempre toca a la puerta de los recuerdo
fiel cartero de las entregas.
Esas vivencias tan tuyas y tan mías,
Cuando a escondidas dejabas ver a la mujer
atrapada y aprisionada en las reglas
de las obligaciones carnales.

Al fin y al cabo te leo,
y entre mis manos vuelvo a tomarte.
Estrujo con más ganas las dobladas imágenes.
las que ayer dibuje para ti,
en mi alma y en mi cuerpo.
Conociste mis ansias en esas noches húmedas.
Hoy, secas en este papel ya estrujado
en el tiempo de un sueño.