lunes, 7 de diciembre de 2009

CONVERSATORIO CON RAFAEL CHAVEZ

COLOQUIO


Suena la cítara.

En el rincón,
la flauta anuncia su entrada.
El tambor resuena alegre y saltarín
Tocaron a marcha forzada.

Late un corazón que ama.

El violín sin quedarse atrás,
Llena la sala del pecho.
Los trompetines realizan el clarinar
de la marcha rápida al encuentro.
Entre la idea y la esperanza.

Amamos, estamos vivos.

Entonan los coros celestiales
los aleluyas eternos a la idea de amar.
El saxo alto hace gala con su rítmico
encanto, cuando acompaña al corazón.
Casi es perfecta la unión.

Caminan tomados de la mano.

Así cae el crepúsculo,
lento, eterno.
Silente a las palabras de los labios
Alegre y juguetón al juego de las manos.
Cuando nos tocamos en las pupilas.

Somos libres a las caricias de los sueños.

viernes, 13 de noviembre de 2009

TÚ Y NADIE MÁS QUE TÚ


Hoy me di cuenta al notar la ausencia de tu regazo,
lo mucho que necesito de ti.
Eres la lámpara de mi vida y escudo de mi alma.
La copa que recoge mis desvaríos.
Cuando sin pensarlo toco alguna nota discordante
en la vida de las almas.

Tú y nadie más que tú,
sabes cómo transita la ternura en mis venas.
Esa misma que dejo al tocar tu piel en la tarde
para depositar la ternura en tus mejillas.
Si viajo a las galaxias de los cuentos,
viajo a tu lado con las ideas y pensamientos
de los labios entreabiertos que brindas sin
contemplación.

A ti y solo a ti.
Le ha robado la noche la gracia de la belleza.
El resplandor de la luna en la charca y el canto
de la cigarra en la noche.
Sin pensarlo y a firme voz.
Dejo plasmado en el eco de mi vida,
un te quiero, un amor y una eternidad
para amarte, luciérnaga escondida
a mi voz.

miércoles, 21 de octubre de 2009

TOMEMOS UNA TAZA DE CAFE




El aroma de la mañana
El canto de la cigarra
El aroma del café
Una mirada en silencio
La noche anterior
Una idea de almas
Un solo amor
Lo que dicte la naturaleza.

lunes, 28 de septiembre de 2009

Conversación a las seis de la mañana




En las dos caras de mi luna
cabalgan dos lágrimas en mis mejillas,
amazonas solitarias de las desventuras.
Ellas en su trayectoria
marcan el surco del dolor
con su trote raudo,
veloz
una tras otra.
Corceles indomables de la incomprensión
surcan la redondez de mi luna,
mojando mis pupilas negras,
cómo mi noche negra,
cómo suerte negra,
cómo mi amor negro.
Sí,
solas,
ellas cabalgan en mis mejillas,
marcan el adiós de mis deseos
de las palabras
y de las agonías del alma.

sábado, 5 de septiembre de 2009

¿Y QUÉ?


Éramos dos, los que dibujábamos filigrana a la natura.
Sin miramientos ni espantos sociales.
Solos los dos, convertíamos a las cabriolas
en vuelos de avanzadas galácticas de estrellas.
Nos amamos sin pensar en las diatribas,
las quejas de moral las dejamos para después.
Si rompemos el silencio de la noche.
¿Qué nos importa?
Son nuestras querencias el motivo de la vida.
Nuestras almohadas el confesionario.
Entonces, dejemos en el viento las ganas,
bebamos nuestra sabia de besos mutuos.
Donde el sabor penetre no la piel ni el vientre.
Que carcoma los huesos y las ideas.
Para que ambos sucumbamos a la agonía de los quejidos.

jueves, 27 de agosto de 2009

A TI AMOR


A ti amor,
Que me das la vida en cada gesto que haces en el universo de nuestras almas.
A ti amor,
Si a ti, que entregas en cada beso y en cada suspiro el alma.
A ti amor,
Que rayas con la mirada las intenciones del cuerpo, marcando las líneas de lo tomado.
A ti amor,
Que dejas en el verso y las palabras más que alma y corazón,
A ti amor,
Que te entregas en pasión loca sin dobleces ni engaños,
A ti amor,
Mis palabras y mis pensamientos, lo que soy y lo que siento.
Todo cuanto tengo,
Mi vida.

lunes, 17 de agosto de 2009

TÚ y LA ESPERA


Que fría que esta la noche,
el viento golpea mi cara,
que se crispa al notar las caricias
de tan seductora mujer.

Entremos...
posémonos en el lecho eterno
del amor. -alcemos los brazos-
hasta cerrar helados nuestros cuerpos
el uno con el otro.
Confundirnos en uno solo,
en un aliento,
en un suspiro.

Besar tus pechos
hasta que té espacie de placer
tocar cada pelo de tu frente
enmarañada.
Con la furia del viento de la tarde.

No te canses de esperar.
Todo día tiene su aurora.
No hay placer más grande
que esperar extasiada la venida
del amor, en el amanecer.

miércoles, 12 de agosto de 2009

OSCURIDAD


Rotos los cristales de la vida,
se enmudecieron las palabras
eternas.
Sus pasos solo son recuerdos
entre piedras y arenas.

La soledad de tu ausencia
hizo mella mi espíritu
salvaje.
Hilvanando el sonido
de tu voz en mi pecho,
busco la paz de la vida.

Dime soledad.
¿Por qué calla su voz?
Ya no tengo la presencia
de sus besos.
Ellos se rompieron con su silencio
eterno.

Con su partida fugaz.

sábado, 1 de agosto de 2009

Volaran las golondrinas



Dime tú si eres jilguero.
¿Por qué gime la montaña?
¿Por qué su llanto en la cumbre es tan lastimero?

Dime tú si eres jilguero.
¿Por qué su llanto lento en la cumbre?
¿Por qué corren a raudales sus deseos?

Dime tú que cantas y silbas como nadie.
¿Por qué ya no más hay alegría en el campo?
Dime tu cantor eterno de las cumbres.
¿Dónde se posan las alegrías de los chicuelos?

Ya no canta más mi prado.
Murió con la lejanía de los cantores voladores.
Esos que entonaban con sus aleteos las melodías
de la natura eterna.

Dime tú hermano cantor.
¿A dónde se va tu voz?
Cuando ya el campo no entona una melodía
porque murieron sus cantores.

Dime tú si eres jilguero.
¿Qué hago con la furia de mi pecho?
Las angustias del mañana,
La esperanza casi muerta.

Si lo sabes, dímelo.
Que la natura espera en vilo.
La suerte de la vida contenida en tus labios.

domingo, 26 de julio de 2009

CUANDO TE NOMBRO SOLEDAD




Sonaron las campanas.
El sonido fue yugo desde aquel día
que en la tarde rompe el silencio
de la soledad.
Las notas son eternas
en su melodía.
Cómo eterno es el yugo
de tu alma en la mía.

El silencio del ocaso
lo rompes con el sonido de los latidos.
Campanas que repiquetean en solitario.
Yugo que impone la hora del silencio.
Silencio eterno del encuentro
Entre la soledad y el alma.
Eterno silencio.
Eterno yugo.

En solitario
el sonido es eterno.
Solo somos él y yo.
Acorralándome la desesperación
con su presencia aberrante.
Campanas repiqueteantes en silencio.
Silencio que impone el yugo
de tu alma y la mía.

CUANDO TE NOMBRO SOLEDAD




Sonaron las campanas.
El sonido fue yugo desde aquel día
que en la tarde rompe el silencio
de la soledad.
Las notas son eternas
en su melodía.
Cómo eterno es el yugo
de tu alma en la mía.

El silencio del ocaso
lo rompes con el sonido de los latidos.
Campanas que repiquetean en solitario.
Yugo que impone la hora del silencio.
Silencio eterno del encuentro
Entre la soledad y el alma.
Eterno silencio.
Eterno yugo.

En solitario
el sonido es eterno.
Solo somos él y yo.
Acorralándome la desesperación
con su presencia aberrante.
Campanas repiqueteantes en silencio.
Silencio que impone el yugo
de tu alma y la mía.

lunes, 6 de julio de 2009

Un día con la lluvia


Miedo,
sí miedo de amarte.
Miedo,
de penetrar tu piel,
hacerme tan tuyo
que no seria tú sombra
ni tu temor.
Miedo,
de ser la sangre viva,
esa que corre
en cada rincón de tu alma.
Semejanza de lo interno
en las galácticas formas de lo amado.
Miedo,
a ser tan tuyo,
que enmudeceríamos los dos.
El uno,
por retener el suspiro.
El otro,
por guardar lo prohibido.
Hoy,
tengo miedo.
Miedo,
a estas ganas infinitas
de estremecerte con mis besos
en oleajes de caricias.
De esas que llegan a las orillas,
acantilados bruscos de nuestros labios.
Hoy,
tengo miedo de amarte,
porque te amo
en el silencio de las miradas.

sábado, 4 de julio de 2009

En medio de la nada




Deseo escribir en tu piel
un verso sencillo y simple.
Con las palabras de mis manos.
Tocar una sonata suavemente,
junto a tu oído.
Esas que son eternas en el alma.
Desgarrar el papel de los suspiros
en el concierto de los corazones
saltarines y alocados en el pecho.
Los puntos y comas.
Los pondremos en cada jadeo.
Las exclamaciones en las volteretas,
cabriola de los amantes.
Esos medios locos de amor.
Si nos falta tinta.
Dejaremos en las almohadas
las líneas imborrables
en puntos suspensivos
de alocados anatemas.

sábado, 13 de junio de 2009

PANTALONES CORTOS


Te invito a las travesuras de la noche,
de esas que dejan sin aliento a las estrellas.
Dime; si le robamos a la tarde la hora de la cita,
la que tenia ya muy bien hecha con la noche.

Que tal si dejamos con su carita llena
a la joven luna.
¡Sí! Y por una vez y de un tiron le robamos
las sábanas de las caricias en plenilunio a la noche.

¡Vamos, por favor!
Levantémosles el vestido a las ideas de amar.
Tiremos de él, como corceles de carrusel.
De esos que solo existen en nuestros corazones.

Tan solo juguemos a tocarnos.
Con la intensidad de las cuerdas de mi guitarra.
La que llevo en las fibras de mi ser,
tesoro de los trasnochados por el amor.

Busco como alquilar una idea extra,
para seguir jugando mis travesuras.
En tu corazón de caperucita color cielo.
La misma que pueda ser tan puta como yo.

domingo, 31 de mayo de 2009

EL MURMULLO DEL CONDENADO


En la túrbidez de las ideas,
donde la conciencia desparrama
sus dudas y la noche la negrura.
Cómo águila en el firmamento,
espero tú regreso a mis predios.

Se puede romper el cristal
que aprisiona esta idea loca.
Idea persistente en mi mente
igual que la vida misma.
Idéntica a mi sangre roja.

Eres mi esencia y soy tu necesidad.
Única forma de sentir lo que somos.
Determinada por los albores de las palabras,
en las conversaciones de las miradas.
Somos tú y yo, una esencia inexistente.

Cuando se aclara la amalgama,
la que contiene el mensaje del alma.
Se deja ver la intención de mis palabras.
La misma que dije al estrujar en tu cara
estas ganas locas que tú presencia arranca.

Depender de ti me hace esclavo.
Esclavo de tus ideas y tus palabras.
Sumiso a tus caprichos y desvaríos.
Débil ante las ideas y la orden,
esa que dilata las pupilas ante tu figura.

Sí, tú presencia lo nubla todo.
Pero, ¡Qué más da!
Si soy el perro fiel de la necesidad.
Esa que depende de las migajas.
Entonces ¡que vivan las cadenas que me atan!

domingo, 24 de mayo de 2009

INCONGRUENCIAS DE MI VIDA




Ningún corazón se rompió por mi ausencia.
Ni las lágrimas corrieron por mejilla alguna.
Solo siento el vacío de la nostalgia
cuando te busco y no te encuentro.

Ya nada es igual en mí.
Tú, cambiaste las metáforas de las ideas.
Al presentar las notas divagantes de tus labios
en la conversación de los corazones.

Ningún corazón se rompió por mi ausencia.
La lluvia no dejo de caer en la pradera.
Los candelabros no dejaron de encenderse
al notar la ausencia de las caricias.

Cuando faltan los quejidos de la piel
por el encuentro de las ideas tardecinas.
Al secarse las hojas de los amores impertérritos.
Como el tuyo y el mío en cualquier ocaso
de las almas.

viernes, 1 de mayo de 2009

Y ME DIERON LAS DIEZ



Solo deseo tomar tu ser y transfórmalo en furia.
Dejando a las ideas cortas en definiciones,
cuando nuestras bocas choquen con las ganas.
Hoy, tengo que transformarme,
en el camaleón de los encantos y los conjuros.
Ruborización de tu piel, mi lengua en tu espalda.
Hoy, no deseo hacer mas historias infantiles.
Solo deseo tomarte y saciar el plenilunio de las cosas.
A fin de cuenta: solo tus quejidos cuentan.

Cuando abrimos los conjuros de la inocencia
entre tus piernas y mis impulsos.
Un dejo de querencias salen.
Hoy,
tan solo deseo tus brazos junto a los míos.
No deseo más.
Tus ideas son tan fuertes en movimientos curvilíneos
que explotan dentro de ti.
Al sentir la lluvia de lava correr en tu ser.
Pero a fin de cuenta solo tus quejidos cuentan.

Hoy, puse mis ideas en movimiento,
En las maldiciones y en las querencias.
Así soy cuando te tomo y tengo en mis entrañas.
Pero me falto aliento.
Tu tren viajaba diabólicamente a mil
tus ganas tenían fuerza de loco.
Y mira que te hice buenas verónicas
en la cama y en el alma.
Pero en fin y al final, son tus quejidos los que cuentan.

jueves, 30 de abril de 2009

Tú solo Tú



Entre puntos y comas
busco los versos de la vida.
Te busco como el último aliento,
ese que damos buscando la continuidad
de la existencia del alma.

Oteo en cada estrofa,
unas muy lejanas, otras pegadas a mí.
Trato de encontrar la coincidencia
de las ideas, el sonido del murmullo
y las querencias de las estrellas en tus labios.

No pido más.
Solo los puntos y las comas de tu vida.
Las corcheas de las coincidencias,
junto al punto suspensivo de tu boca.
Dime ¿dónde esconde la nostalgia?
Oh, simplemente rehúye a las ideas de amar.

Te busque en el párrafo de las gotas,
en las corrientes del riachuelo,
En las hojas caídas por el tiempo.
En los paréntesis de los segundos.
Más en todos, tú, no estabas.

Entre puntos y comas
busco los versos de una gitana.
La misma que marco mis últimos alientos.
Cuando en la oscuridad me juro que me amaba.
Sustituyendo el miedo por el amor.

martes, 28 de abril de 2009

Sigamos pecando



Hago los últimos garabatos en el papel,
son las palabras que no expresamos.
Esas que guardamos para este momento,
tan eterno como el firmamento.

Ni tú ni yo somos culpables de lo que escribimos
en las líneas de la vida.
Hacemos garabatos con las ideas.
Contorciones sin métricas con un amor mal usado.

Cuando nos vimos a los ojos,
pensamos que se habían terminado
los puntos y aparte de nuestras vidas.
Nos mentimos eternamente desde ese día.

Somos como esa última línea que escribimos.
Ambos al darnos las manos traicionamos los pensamientos.
Tú, dejas correr las lagrimas a raudales.
Yo solo trato de hacer con mis ideas la nada.

Sabemos que somos girasoles
en un cruel y frío invierno.
No puedo forjar ilusiones ni querencias.
Ya que nunca entenderás porque la muerte es mi amiga.

Ella viaja con mi despedida.
Es la parte intima de toda vida.
De todo amor vano y superficial.
Sí, en los amores somos prisionero.

¡Todo tiene su fin!
Tú y yo también lo tendremos.
Si me miras lentamente,
recuerdas el amor que alguna vez hubo en mí.

sábado, 18 de abril de 2009

A LA NIÑA DE LAS TARDES TRISTES



Quiero ser el primer sorbo de tu boca.
La primera tentación de tus manos,
al recorrer mi espalda.

Quiero ser tu primer pecado como mujer.
La historia oculta de tu alma.
El recuerdo eterno de lo vivido.

Quiero ser en ti y en tu mente,
la idea de lo hecho y lo consumado.
Solamente lo vivido locamente.

Quiero ser el soplo del aliento en tu espalda.
El brazo de tu fuerza.
Tu barca en la mar.

Quiero ser tu sangre
Recorriendo todo tú ser.
Preñándote de mis ideas galácticas.

Si me dejas mujer de mirada tierna,
nos confundiremos como el viento y la tierra.
Removiendo de mi piel cada sentimiento tuyo.

Si me dejas,
Si me dejas verte
Seremos la ilusión hecha tentación.

Quiero ser….

lunes, 13 de abril de 2009

PECADO



Eres carne de mi carne.
Dolor de mi dolor.
Concupiscencia de mis concupiscencias.
Pecado de mis pecados.

Muerte de mi muerte.
Angustia de mis angustias.
Anatema en las ideas,
a la hora de mis desvaríos.

Dolor en mis confesiones.
Sombra de los pasos en la calzada
de la vida como enredadera.
Así te siento dentro de mí.

Pero…
Sin importar el dolor de tus palabras,
ni las angustias que provocan tu presencia
cuando pasas junto a mí.
Deseo tus cadenas atadas a mi cuerpo
fundidas en mi alma como mi propia carne.

martes, 31 de marzo de 2009

SUSURROS EN TU ESPALDA



Eres el camino donde enfila mi vida.
Ese anden donde descarrilan mis ganas.
Las mismas que sin tiempo,
almacenamos en el pecho de la luna.

Soy para ti el baúl,
ese mismo donde esconde los miedos.
Guardas las alegrías de las caracolas,
y esconde la felicidad de tu cara.

La ciudad es nuestro universo de estrellas,
donde como luceros brillan tus ojos.
Faroles eternos de la vida y el amor.
Sí, somos transeúntes de nuestro cuento.

Tu boca con sabor a menta entregada
a cuentas gotas como desierto.
Deja al igual que el tranvía sus huellas
marcadas en las eternas pupilas de las quimeras.

Esas que guardo cuando parte el tren,
vibraciones de querencias de mujer y hombre,
enamorados… entre la pasión y la inocencia.
Como chicuelos cuando parte el tren de los amores.

DESEO



Hemos lastimado la idea sacrosanta
al desgarrar los clamores escondidos.
Cuando en gritos disparados silenciamos
la expresión de los amores rotos.

Ya sin saberlo y sabiéndolo,
te dejo navegar sin rumbo.
No sangra mas mi herida.

No hay expresión que reclame
tu presencia de mujer perenne.
Estando en paz con mi alma taciturna,
no hay gritos, no hay clamores.

Partiste para siempre de mi vera.
La ausencia no se reclama,
la soledad no es angustia ni agonía.

Sacrificamos las palabras en el viento,
esas voces de sirenas que escuchamos.
¡somos libres! Sí, libres.
De la prisión de tus labios y tus recuerdos.

jueves, 19 de marzo de 2009

¿Para que abrir los labios?



Eres parte de mi existencia
complicación de mi vida
en la conjugación de los atardeceres,
en las huellas de la ribera de nuestras almas.

Sin saberlo y sabiéndolo,
formas parte del todo.
La esencia del ser en conjugación
con el alma.

Esa entrega de cada día,
miramientos metafóricos de vivencias.
¿Para qué abrir los labios?
Si sabes que te quiero.

No tengo que publicar pasquines,
sabes lee mis notas de cada día.
Cuando levantamos las cortinas del tiempo,
en una sonrisa mañanera.

Somos, como esas notas no escritas,
negras en el tono, suaves al tocarse.
Talvez jugamos a inventarnos
en los segundos ya pasados.
Viendo caer los colores de nuestros veranos
que se aproximan al otoño de los días.

Seguimos jugando a las querencias,
apostamos a redescubrirnos.
En forma de hojas escritas de tarde en tarde.
En el aroma de un si silencioso,
cuando entregas los sueños en suspiros lentos.

Entonces y ahora.
¿Para qué abrir los labios?

HABLANDO DE SOLEDAD



Cayó la gota fría
y tú, no estabas debajo del paraguas.

Cerré mis ojos
y tú, no estabas en las pupilas de la mañana.

Dejé las líneas bacías
y tú, no dejaste rastro de ti en ellas.

Vago por la inocencia de mis ideas,
y tú, no estas en el silencio de los clamores.

Te busco en millones de mariposas,
y tú no estas en los aleteos de las mismas.

Ya no doy pasos en el sendero,
tú, agotaste mi ruta de recuerdos.

Dejé el cristal de mi copa junto a la mesa,
bebí el último sorbo de tú vida triste.

Ya ves mujer,
no eres lo último que me queda.
Todavía tengo mi alma de enamorado.

domingo, 8 de marzo de 2009

Dime donde te amo



A ti que no entiendes el tic tac de mi corazón.
Que nunca sigues el ritmo de su compás,
ni bebe la sabia de su sentir quijotesco.
A ti.
Escribo estas líneas casi invisibles.

En las conversaciones sin palabras huecas,
de los gestos y los toques.
Dejo las señales de mi intención
en tu alma de mujer.
Cuando las cortinas se corren en el alma.

Amarte como lo hago,
es veneno que mata lentamente.
Debilitando poco a poco el ego de lo imposible.
Sabes como colocar los puntos de tus manos
lentamente en mis sentimientos derretidos.

Soy frente a ti y mis ganas
un Cantinflas de ideas ya leídas.
Escritas en los labios de la tarde.
Tarde que se pinta de rojo
para cantarle a la luna enamorada.

A ti que no entiendes el tic tac de mi corazón.
Que nunca sigues el ritmo de su compás,
Ni bebe la sabia de su sentir quijotesco.
Te dejo estas líneas arrugadas
Junto al lecho de la última cita.

Donde quizás se dio un adiós momentáneo
esperando el silbido de la noche.
La gota de agua en el charco seco.
Un caminar hacia la próxima esquina
Una hoguera que espera lentamente su consumo.

Un amor que ya no sabe callar.

miércoles, 4 de marzo de 2009

JULIA



Que miras en el cristal,
en la ventana de los ayeres;
el sonar del latido,
la canción de su adiós.

Las gotas que le empapan
no son de la lluvia caída,
son de tus lágrimas, amargas lágrimas.

No cierres la puerta
déjala abierta,
no sabes cuándo retorne
de su partida.

¿Y si ya no le espero?
y si me acostumbre a su ausencia
y si de tanto esperarle transforme en llanto.

Es como cavar su fosa,
cortar su aliento,
condenarlo a la muerte,
mandarlo a destierro.

Mi aliento se fue con su sombra
mi fosa fue su silencio
murió y con él quede muerta
enterrada en su olvido.

Dos lágrimas corren en silencio,
unas manos que reclama,
un corazón que late,
y una espera de amar con ganas.


Un dolor profundo nos separa
nuestras manos quedaron enlazadas
a la desdicha de querernos sin que lleguemos a amarnos.

Era el silencio del cristal
cómplice de mi desdicha,
extendidos los brazos reclamando perdón,
eran sus labios que se abrían a la dulzura de amar.

Deja el cristal, amor mío, déjalo estar,
que se quiebra fácilmente con la brisa,
que se rompe si lo rozas,
recordando aquella herida
que sufrió en el pasado
déjalo amor, como un tesoro guardado.

Si te dejo muero con mis ganas,
si me alejo perezco en la soledad.

martes, 24 de febrero de 2009

DESDOBLES




Camino absorto junto a la gleba
donde las ideas no importan,
ni los pensamientos impuros menos.
Ya no tengo las ganas de vivir
junto al junco de los recuerdos y las pasiones.

Ella queda atrás.
Donde la amargura es la diosa
y la desolación la ley de los corazones.
Viajo como esclavo en el velero
de las ideas inconclusas y troncas.

Dejé de ver en tus pupilas de aguas marinas,
el puerto seguro de mis ideas.
Hoy cometí el sacrilegio de expresar,
la debilidad de la carne y la ceguera del alma.
Infierno de la vida de los mortales.

Al separarnos,
la herida nunca tendrá cicatriz,
ni lugar donde señalar el insulto.
Ando como autómata hacia mi cárcel viva.
Cometí el pecado de amarte hasta la muerte.

domingo, 15 de febrero de 2009

TE ESCRIBO



Te escribo amor en este día
talvez no en el preciso instante
de las conveniencias.
Lo hago después de pasada la tempestad
las furias y los clamores.

Te escribo para decirte, amor.
Sencillamente en una palabra
expresar todo lo que soy.
Sin aspavientos ni sortilegios
extraños en mi boca.

Te escribo en este desvencijado papel.
Recogido al paso de los tiempos,
marcado con las líneas de los pensamientos,
tuyos y míos.
Con trazos profundos del alma y la carne.

Al escribirte estas líneas,
muestro mi lado humano del hombre.
Mis temores de mortal.
Las debilidades de la carne,
reabriendo mi alma a tus caprichos.

Te escribo para decirte que te amo.
Expresando en una frase lo que soy,
como lo era en el pasado,
y seré en el futuro de mis ideas
en la melancolía por tus besos.

Solo quiero decirte que te amo,
sin oraciones ni penitencias.
Fuera de los templos y las fachadas.
Sin luna y sin estrellas.
Con el sol como testigo, te amo.
Ahora, aquí y en la muerte.

miércoles, 11 de febrero de 2009

APOLOGIA DE MACHO CEDEÑO


ADAGIO DE LA NOCHE
Por Antonio Cedeño-Macho-
Rafael A. Chávez Gil nació en Santo Domingo, el 4 de septiembre de l955 , Medico, Poeta, y viajero del mundo. Terminó sus estudios en el Liceo Ramón Emilio Jiménez, de Santo Domingo. Doctor en Veterinaria graduado por la Universidad Autónoma de Santo Domingo.
Cursó estudios en el área de producción animal en la Universidad de Kansas, Estados Unidos y en la Escuela de Genética Animal de Québec, Canadá.
Contrajo matrimonio con la higüeyana, Catalina Josefa Poueriet, con quien ha procreado a Enrique y Michael. Co-fundador junto con otros higüeyanos del Grupo Ambientalista Manglares del Este, Produce el programa televisivo, Compromiso al mediodía, narrador, ensayista, y novelista de inéditas obras, a publicarse.
Si fuera chino, me hubiera parecido que sus padres al nacer habrían lanzado un objeto contundente por una escalera, para captar el sonido de sus nombres. Pero siendo más criollo que el merengue, hijo de dominicanos, me hace pensar que sus padres unieron sus apellidos, para buscar un nombre sonoro al poeta que acababa de nacer; por eso RAFAEL A. CHAVEZ GIL.
Adagio De La Noche, nutre la poética en el parnaso, higueyano, con rayos de luces como el rostro de la dama, que con sus ojos de miel ilustra su portada; y las cejas enarcadas, corriendo sobre su frente descansando sobre su aguileña nariz, que se desplaza hacia la comisura de los labios donde el poeta la besa y consume toda la ambrosía de su paladar en cada beso. Y luce exhausto cuando dice; Y para qué espero, / si ya no viene. / Para qué escribo / ya no hay cartero. / Para qué respiro/ ya no hay amor. / Solo hojas que se mecen al viento.
Estos brevísimos versos, trazan la temática del poeta Rafael A. Chávez Gil: El Amor. Y dice; “Una copa de buen vino / es como este amor... / Savia de ternura mañanera / aroma fresca perfumada de caricias / esta copa en mi boca / aplaca la sed de tu ausencia”. Y como verdadero poeta, salta, siente, vibra y palpita: “Pasaste frente a mí en un segundo fugas / nalgas mecidas al viento con fragor / labios carnosos y apretados llenos de deseos, / ojos inspirando pasión contenida”.
En su poema: “Aleluya, Aleluya, Aleluya / por que no pospone mi muerte. / Detén al enterrador de los odios / para el silencio del campo santo / embalsama tu corazón al amor”.
La poesía Chavezgilista, se enmarca en el romanticismo que nace de brazo con el existencialismo, que hace que el poeta piense y sienta su existencia espiritual, -hoy interiorismo- para dejar atrás al realismo y surrealismo. Los sentimientos de los románticos son desmesurados; en ocasiones, su ansia de infinidad choca con su finitud de hombre y esto lo conduce al desaliento a la sensación de fracaso. Esto promovió el suicidio de muchos románticos. Nace con JESÚS EL Nazareno, cuando produce la multiplicación del vino, la multiplicación de los panes y el pescado, o la Resurrección de Lázaro, sigue la corriente de los poetas franceses y españoles, que esparce por América el movimiento literario que encarna José Martí, y su discípulo mas aventajado que lo subleva Rubén Darío.
BIENVENIDO SEA ADAGIO DE LA NOCHE, EN ÉL ENCONTRARAS AL LEERLO, MUCHOS ADAGIOS PARA CONTARLOS DE DIA

lunes, 2 de febrero de 2009

A MI MUNDO GITANO



Hagamos diferente este día.
Corramos igual que chicuelos
con la promesa a flor de piel.
Inspirándonos la mañana seductora
como ángel caminante;
junto a las luciérnagas celestiales.
Las cosas del alma.

Mi mundo es diferente al ver tu sonrisa.
Gira en mi entorno como noria
enamorada a su molino sempiterno.
Tu corazón de mujer,
es la fuerza que mueve el aleteo de mis días.

La luz de tu rostro con sus matices,
hacen la diferencia de mi mundo.
De tu mundo.
Se ruboriza la inocencia al son de la carcajada
en la negrura de tus pupilas.

Hoy,
hacemos la diferencia en las querencias matutinas.
Dejamos plasmadas las desigualdades de los deseos.
Tu me hace infinito.
Yo solo escribo las alegorías de la vida
en las líneas curvas de tu vientre.
Tan gitano como mi vida de vagabundo.

sábado, 31 de enero de 2009

EN MIS DUDAS



Hola, mañana sempiterna.
Hola, gotas del rocío.
Un saludo al rayo de sol
dador de vida,
después de dormir a la señora de las coqueterías.

La nostalgia de las plegarias
nunca muere,
pero tampoco marcha la soledad de los caminantes.

No sé dónde estás señora de las estrellas,
puedes estar en la cacerola del arcoíris.

Dadora de ternura,
rociando sobre los tuyos
al pronunciar tu nombre,
la dicha que hemos perdido,
al dejar la inocencia guardada
en baúles oscuros.

Trato de adivinar donde estas,
pero sé que cuando miro al cielo,
eres ese lucero que me mira,
solo a mí, nada más que a mí.
Solo a mi corazón vagabundo.

Señora de las rosas,
las melancolías y la ternura.
Viento de cualquier mañana
de mis días en la locura de amar.

sábado, 24 de enero de 2009

AÑORANZA DE UN ROMANCE





Late rápido el corazón
como caballo desbocado.
Corre apresurado el rayo en la noche.

En la estrella fugas,
surcan pensamientos tristes.
Donde las ideas de amar mueven la brisa.

Esas gotas que caen mojan la esperanza,
de los brazos apretados en pechos que palpitan,
al sentir tu aliento en mi boca.
Eres mi oda a la locura.

Entrelazo las ideas de amarras marineras.
Tu, mi barquito de frágil corazón.
Indecisión de un té quiero.
Al descansar la cabeza en tu pecho.

Abro,
cierro mis ojos al amor de las ninfas.
Espejo de fortuna en las incertidumbres
de mis ideas,
que guardan las esperanzas de mi esclavitud por ti.
Amor escondido.

lunes, 19 de enero de 2009

ESPERANDOTE


La tarde,
se tornó con un suave gris tornasolado.
Dejando su mirada fija en la distancia crepuscular,
la brisa mece suavemente sus cabellos celestiales.
Cabellos de tonos carmesí como mi mirada infantil.

De gris esta la hermosura cuando nace la ilusión,
invitando a ser violada con un pensamiento de ternura.
Con una migaja de caricia en la penumbra de mi vida,
dejando en mi boca su perfume de mujer infinita,
plasmada en la sonrisa de las estrellas.

Corría la noche vertiginosa tras de ella,
en sus andanzas tempraneras de magia y de locura.
Deprisa daba sus pasos de mujer enamorada y taciturna,
me miró desolado y tendió sus manos con ternura.
Llamándome a inventar el amor en una tarde de tono gris.

viernes, 16 de enero de 2009

ADAGIO AL AMOR



Hoy nos tocamos con palabras.
Palabras que abrieron las puertas de las ganas.
Las de tenerte entre mis piernas,
donde se enciende la pasión y mueren los temores.

Hoy nos mordimos los labios,
sangrando sin dolor y sin sangre.
¿Para qué llorar donde hay ganas?
no es el sufrimiento ni la sangre derramada,
es el deseo de verte y no tenerte.

Siento entre quejidos como te toco,
como hundo mis sentimientos en tu vientre
y como tiembla al llegar las convulsiones del éxtasis,
en las melancolías de lo prohibido.

Toco tu espalda mojada por el sudor,
resbalando mis dedos por tus cabellos.
Trayendo hacia mí tu cadera de mujer realizada
a la vida incierta del placer,
en esos gemidos suaves como gorrión.

martes, 6 de enero de 2009

GATOS EN EL TEJADO



Como gatos en tejado ajeno
maullamos nuestros amores.
Con mimos de felinos,
nos hacemos los desentendidos.
Mirando la luna llena
con su cara de queso grana.

Nos revolcamos a gritos,
callan los grillos.
Es cosas de gatos… en tejado ajeno.
Sacamos las uñas,
sin dañar los sentimientos,
ronroneando las querencias.

Susurramos algo de gato,
de esos que caminan en tejados…
En tejados ajenos.
Como gatos en celos nos llamamos.
Porque entre caricias y caricias;
nos portamos como gatos.
Gatos en tejado ajeno.

lunes, 5 de enero de 2009

MI LUZ Y MI SOMBRA



Te buscaba en el espejo de mi ventana,
y no te encontré,
estabas junto a mí.

Cuando miro el horizonte te busco,
eres ese segundo de vida que necesito,
me aferro a tu idea de mujer.

Te busco en el beso del silencio,
de esos que traicionan la imaginación,
roce con roce y piel.

Te busco en mi desierto de corazones,
buscando la caridad de tu conciencia,
y la cajita de tus sueños.

Me atrevo a verte en la transfiguración,
de ideas y clamores encendidos,
corazones desiertos…. Tú y yo.

Tú, aclara las palabras,
las penas que bailan en ideas gitanas,
y las agonías del alma.

TACITURNO



Cuando abro el horizonte de mis pupilas
te veo cada mañana.
Un poco taciturna y solitaria,
esperando las caricias de un rayo de sol.

Te hablo de mis amores
y te amo en mis adentro,
más que a la vida que de mendigo que llevo.
Más que a mí mismo.
Dejo correr las perlas del rocío
por tu taciturna piel.
Estremeciendo tus fibras con mi canto,
haciéndote la inocente mujer.

Riego tus pies con mis querencias,
espero ver crecer mis esperanzas
en tu pecho de mujer enamorada.
Te espero al final del tiempo cuando
caiga la ultima gota de rocío,
por tu taciturna piel.

Sigo aquí,
en el horizonte de mis pupilas,
esperando en la mañana un dejo de corazón
enamorado tocado por un rayito de sol.
Ese que calienta tu alma,
quemando lentamente tus labios.

domingo, 4 de enero de 2009

TRES VERSOS



Lo nuestro es una guerra
yo te conquisto,
tú me vences,
no entiendo la partida;
de este juego de ajedrez.

Las vidas no se dan,
tampoco se regalan,
se forman en querencias,
de locas carreras,
besos lascivos.

Y yo en mi melancolía,
pensé en mi locura taciturna,
proteger tu figura lozaneja,
de caprichos de mujer bohemia,
figuras irrelevantes de mi vida.

¡Para qué tres versos dedicados a ti!
¿Dime?
Cuando no sabes apreciar
el calor que te entregaron.
Poniendo tus lágrimas a rodar.

¡Ah vida!
Ingrata mujerzuela,
de esta sociedad,
quizás eres como mi perro,
a otro le ladra como luna.

jueves, 1 de enero de 2009

ENTRE CORCHEAS Y NEGRITAS




Suenan las notas nostálgicas,
tristezas reflejadas en negras notas.
Compás de tiempos esparcidos
entre líneas rectas y puntos negros.

Notas que solo intentan decir ideas.
Unas más graves que otras,
talvez suaves a nuestros oídos.
Quizás, duras a la esperanza.

Presagiamos ignorarnos entre clarinetes,
tocando la misma melodía.
Hojeando la canción de la vida,
tan tuya y mía.

Escribimos amor en azul,
borrándole sin saber en un día negro.
Dejamos a un lado esa pasión que mostramos
cuando hicimos el primer movimiento.

La nostalgia inunda el salón
de nuestros corazones.
No sabíamos interpretar las corcheas.
Olvidamos mandarnos papelitos de amor.

En mi melodía te recuerdo en susurros tenues
al recorrer las paginas de nuestra canción.
Apurando las notas al recoger las cenizas
de esta melodía no terminada.

QUIERO Y DESEO INVENTARTE OTRA VEZ

Quiero borrar de ti mis recuerdos. Quiero deshacer mi memoria. Quiero  que no quede nada de ti en mis pensamientos. Quiero que lo s...