Entradas

Mostrando entradas de 2012

TÚ Y MI SOLEDAD

Imagen
Mujer,
una traición. 
Amor 
un desaliento. 
Espera 
un desierto.

un dolor.
Yo
la agonía de una vida sin ti.

DENTRO DE MÍ

Imagen
Sácame las ganas. 
Las que tengo dentro. 
Tan dentro de mi alma que me queman. 

Sácame las ganas. 
Las que me matan. 
Estas que corroen mis sentidos.

Sácame las ganas.
Picazón punzante en mi pecho.
Las que corren por mis venas.

Sácame las ganas.
Al desnudar los sentimientos.
Los que no puedo ya esconder dentro de mi.

Sácame las ganas.
Las que me sacan sangre.
Las mismas que muerden mis labios cuando te veo.

Y cuando ya solo tenga paz.
Entierra este cuerpo exhausto.
¿Donde? donde pueda tus rezos escuchar.

Por si acaso me queda algo
de estas ganas de amarte.
En la muerte… también sacármelas.

UNA IMAGEN UNA IDEA UNA MUJER

Imagen
Es difícil acostumbrarme a la soledad
como también al silencio de tu voz.
No dejo de pensar en la sombra
de tu cuerpo mujer.
Ni en las palabras dichas al viento.
Jamás cuanto el cántaro se rompe
vuelve a ser cántaro.
Jamás cuando el amor se quiebra
vuelve a ser amor.
Pero lo que si podemos hacer
dos que se amaron,
es buscar entre las cenizas
las brasas de la pasión dormida.

FRAGMENTO DE UNA IDEA

Imagen
Tu y yo somos yunque y mazo,
en la fragua de las querencias.
Golpeamos los amores, dando formas
a las palabras y dibujando los pensamientos.

Atizamos el fuego con las miradas,
derritiendo sentimientos de corazones
que laten como corceles romanos.

Me forjas en tus brazos, dando forma
a mi vida desenfrenada.
Moldea mi cintura con las tenazas de tus manos
haciendo de mi vida la quieta brisa
que toca tu alma enamorada.

COMO LOBO DE MAR

Imagen
Se remueve la mar violentamente
y llena el cántaro de la aventura.
Las gotas al caer dejan su canto silencioso
donde solo lo escucha el moribundo.

Moja esta abundancia
la quietud de la desdicha.
Que por ser negra ya es oscura,
y por ser blanca no es claridad.

Forja el viento con su fuerza
las amalgamas del espíritu.
Donde de vez en cuando
anidan dos corazones solitarios.

¡Que de mí¡ -grita la clama.
Ya no soy esperanza del viajero,
que busca los brazos de la calma,
cuando encierran las desventuras.

Si viajo en esta mar de vaivenes,
si doy tumbos por doquier.
Si busco labios y amores
por estar en penas y en soledades.

Ven muerte a mi quilla.
Desgarra mar este pecho que apunta a la proa,
buscando tu pecho, cual puerto silente
donde anclare mis amores.


Ven muerte, ven.
Solo deseos tus labios
como una gota de agua
en este inmenso mar de soledad.