sábado, 10 de febrero de 2018

CARTA A UNA MARIPOSA



A:  Una mariposa

Ayer amor, mientras contemplaba cómo se marchaba la tarde, me hacía muchas pregunta de ti y de mí.
                Ayer al caer el sol y al mismo tiempo se mojaban las rosas. Sabía que en la intensión de amar de los dos. No solo hay intereses, existe lo más profundo, las querencias. No en vano late este corazón medio cuerdo y medio loco. Pegado a tu sombra desde que te conocí. No sabes más que tamborear al ritmo del tuyo.
                Ayer amor, mientras contemplaba los segundo de la vida. Saboreaba el murmullo de tus deseos. Esos que a la carne llama, esos que en las sombras se apagan. Sólo cuando dos se quitan las ganas.
                Ayer amor, cuando dejaba mis quimeras en la puerta de tu alma y caminaba como Quijote tras el paso de las estrellas. Amarraba las querencias mías junto a las tuyas. Al leer tu carta. Sí, esa que escribe con el alma, supe que tenía junto a mí no a una dama. Tenía a la mariposa juguetona en medio de mi corazón. Es por eso que al despertar esta mañana. Quise hacerle juego a lucero con tus ojos de grana. Con tus labios rojos y la belleza de tu alma.
                En fin mujer, sólo deseo decirte que si lees estas líneas ya sabrás que están escritas en la piel de mi corazón, con la tinta de tus ganas y los puntos de una amor.

Att.

Una orquídea.





domingo, 4 de febrero de 2018

CUANDO TE NECESITO

Cuando te necesito junto a mí.
Cierro mis ojos y estoy a tu lado
Tan solo quiero darte mi calor.
Estoy tan solo a un palpitar de ti.
Cuando te necesito junto a mí.
Extiendo mis manos y toco tu amor.
Nunca imagine tanto cariño de ti.
Manteniendo mi vida día y noche.
No importa la distancia entre los dos.
Nuestro teléfonos no pueden tomar el
lugar de tu amor.
Pero esto que nos pasa no puede durar
para siempre.
Tenemos que llegar a un lugar.
Esta soledad que me acompaña me hace
daño.
Cuando te necesito amor junto a mi
Cierro mis ojos y estoy a tu lado.
En este camino tú eres mi guía y consejera.
Sabes bien como lo soporto.
Cuando te necesito amor junto a mí.
Cierro mis ojos y estoy a tu lado.
Mirando tus ojos de luna llena
Bebiendo en tus labios el derecho de
la vida junto a ti mujer.



jueves, 25 de enero de 2018

CUANDO AMO

Si no es amor
¿Qué es lo que sentimos?
Porque una boca como la tuya
sólo me lleva al pecado.
A la codicia de tus besos.
Sabes que tienes el permiso.
De arar mi piel con tus manos
de punta a punta.
De estrujarme el alma.
Con tus quejidos de mujer.
Y hacerme esclavo de tus deseos.


viernes, 19 de enero de 2018

F.C.

Ayer amor.
Mientras recorría las millas de tú alma.
Descubrí los tesoros de tu cuerpo.
Ayer amor.
Al conversar sobre las ternuras.
Vi en tus ojos la alegría del lucero.
Ayer amor.
Al decirme cómo me amaba.
Dejaste ver la inocencia de la mujer.
Ayer amor.
Al explicarte por qué te amo.
Sacaste de mi lo que más escondía.
Ayer amor.
Te deje ver la timidez de mi piel
Y la candidez de este amor por ti.
Una lagrima recorre el rostro mío.
Un amor nace cada día con el alba.
Y en medio de todo estás tú.




LA PUERTA ABIERTA

Amor, deje la puerta abierta.
La llave donde la tiraste.
Los momentos están iguales.
No los he tocado para nada.
Tampoco borre tu sonrisa.
Me hace compañía en la soledad.
Amor, sigo visitando las cuatros paredes.
Ella es parte de esta historia.
Ya sabes, esas que no se pueden escribir.
Amor, deje la puerta abierta.
La de mi corazón.
La de mi alma y suspiros.
La misma que tú le pusiste colores.
Una cosa más.
El papel de esta idea llamada amor.
No se estruja y espera por ti. 



martes, 16 de enero de 2018

A TI AMOR

Amor, sí a ti amor.
Que andas a escondidas
de mi corazón.
Que te escurre de entre
mis razones de amar.
Amor, sí a ti amor.
Que matizas mis ideas.
Las mismas que hemos
bordados juntos.
Que tejemos con palabras
miradas y besos.
Amor, sí a ti amor.
De quien he bebido el
Néctar de los dioses.
Y la sabía de la felicidad.
Solo te quería decir una cosa.
Las hojas caen pero rebrotan
Así mi amor por igual.


jueves, 4 de enero de 2018

A TU LADO COMO OLA Y MAR

Me sentaré a tu lado,
no para hacer malabares.
ni para azotar el viento.
Menos para ver el ocaso
ni las estrellas en la noche.

Me sentaré a tu lado
para tejer las ideas,
bordar las nostalgias y
afinar el hilo de la vida
al fijar los puntos de los amores.

Pegado a ti en la penumbra
de la existencia.
Bebiendo el candor de tus
palabras, el calor de tus lágrimas.
Y la candidez de la mirada
de una niña enamorada.

Me sentaré a tu lado.
Cómo la piedra al camino,
eternos compañeros
en alegrías y las penas.
Donde el rubor sea parte
de los latidos y amores.


CARTA A UNA MARIPOSA

A:  Una mariposa Ayer amor, mientras contemplaba cómo se marchaba la tarde, me hacía muchas pregunta de ti y de mí.               ...