lunes, 14 de mayo de 2018

Y SI ME DAS UN BESO

Y si me das un beso.
Uno debajo de cada bombilla.
Uno a la luz de las luciérnagas.
Pero solo uno.
Que me parta el sentimiento;
abriéndome el alma
en mil colores.
Dame ese motivo.
Como me lo brindas
en cada mañana,
al compás del tic tac,
de tu corazón y el mío.
Pero dame ese beso;
para marcar con fuego
esta boca tuya y tan mía,
Si…si con notas purititas
de tus melancolías y mis cabriolas
de luciérnaga solitaria.
Pero dame ese beso
que me parta el alma.



Versos Tempranitos

Al amanecer y clareando el día, 
quise ver tus ojos de luna llena y tus labios rojos.
Hoy mi vida cuando se apagaban las estrellas.
Empecé a entender lo que era amarte.
En silencio y despacito como late mi corazón por ti.
Cuando ya creía que era imposible amar.
Escuche tu voz en mi corazón y tus palabras en mis oídos.
En ella me decía tan despacio, pero tan despacio.
Que la ola y la playa también se aman, aunque se miren en la distancia.



sábado, 12 de mayo de 2018

TE BUSCO EN MIS IDEAS

Eres esa mujer de mis sueños.
Que abarca cada espacio de lo
que soy.
Eres también el cáncer que me consume.
Deja en el alma un dolor muy grande.
Entre puntos y comas
busco los versos de la vida.
Te busco como el último aliento,
ese que damos buscando la continuidad
de la existencia del alma.
Oteo en cada estrofa,
unas muy lejanas, otras pegadas a mí.
Trato de encontrar la coincidencia
de las ideas, el sonido del murmullo
y las querencias de las estrellas en tus labios.
No pido más.
Solo los puntos y las comas de tu vida.
Las corcheas de las coincidencias,
junto al punto suspensivo de tu boca.
Dime ¿dónde esconde la nostalgia?
Oh, simplemente rehuye a las ideas de amar.
Te busque en el párrafo de las gotas,
en las corrientes del riachuelo,
En las hojas caídas por el tiempo.
En los paréntesis de los segundos.
Más en todos, tú, no estabas.
Entre puntos y comas
busco los versos de una gitana.
La misma que marcó mis últimos alientos.
Cuando en la oscuridad me juro que me amaba.
Sustituyendo el miedo por el amor.
Y marchándose en la mañana.



lunes, 7 de mayo de 2018

¿POR QUÉ SIGO JUNTO A TI?

¿Por qué sigo junto a ti? 
No lo sé.
Amor.
Solo siento la nostalgia del tiempo.
Las caricias pasadas.
Las mañanas entre las almohadas.
Y el aroma de tu esencia
de mujer.
¿Por qué sigo junto a ti?
Todavía no entiendo al traidor
de mi corazón.
Quizás es que temo perderte.
Tal vez odio las despedidas.
Y me aferro a nuestros recuerdos.
Si sumamos los olores de la vida
Esos que juntamos en los atardeceres.
Tendría un arcoíris de placer
junto a ti.
No te marches,
no me dejes en la soledad
de la noche.
Porque nuestro amor
jamás puede caer.
Lo atesoramos en los
sentimientos.



domingo, 6 de mayo de 2018

LÁGRIMAS Y QUEJIDOS

He de matar a este corazón
por dejarme enamorar
Por dejarme llenar
de ilusiones
y de añoranzas.
La esperanza que me
diste un día
cuando te hice mujer
y muy mía.
Como lobo solitario
en esta negra noche
aúllo mi dolor de macho.
De macho adolorido
arrastro mis angustias
mis lagrimas y quejidos
Los mismos que en tu
pechos me callaba.
Sin sentido ni aliento
mis ojos enrojecidos
a raudales corren lagrimas
por un amor de mariposa.
Con el corazón destrozado
miro celoso a la luna.
Ella tiene sus estrellas
y yo cargo con mi angustia
al ver la noche solitaria.
Donde espera mis amores.

Solitario en la luna.


AMOR HASTA EN LA MUERTE

Y todavía te sigo amando
en el infierno de mi vida.
Donde clavas las dagas
el dolor de las ilusiones.
Todavía te sigo queriendo
aunque otro beba de tu aliento
Y saboree tu cuerpo desnudo
de diosa deshojada.
Si mujer,
te sigo queriendo entre sonidos
estereotípicos guturales en la noche,
los tuyos y los míos.
Aunque sea el veneno de mi muerte
y el infierno de mi agonía.
Reza en mi tumba abierta una plegaria,
porque aun así te sigo amando.




Y SI TE AMO QUÉ

No vivo de conjuros ni pociones mágicas.
Tampoco de polvos encantadores para ti.
Vivo por ti y para ti.
Querer como lo hago no cabe en pecho
de hombre que sabe amar.
Este amor de corazón grandes como
el mío para ti, está muy dentro de mi ser.
Pero sabes mujer, que me hacen faltas tus
besos y tus caricias.
Desvelos de los enamorados que entregan
la vida como esclavos de una piel mágica.
Soy esa sombra que camina junto a ti, que
descubre tus alegrías y dolores.
Hoja al viento como perfume de azucena
un amor es eterno y el nuestro ni tiene
firma ni fecha para terminar.




Y SI ME DAS UN BESO

Y si me das un beso. Uno debajo de cada bombilla. Uno a la luz de las luciérnagas. Pero solo uno. Que me parta el sentimiento; abriéndome el...