jueves, 30 de abril de 2009

Tú solo Tú



Entre puntos y comas
busco los versos de la vida.
Te busco como el último aliento,
ese que damos buscando la continuidad
de la existencia del alma.

Oteo en cada estrofa,
unas muy lejanas, otras pegadas a mí.
Trato de encontrar la coincidencia
de las ideas, el sonido del murmullo
y las querencias de las estrellas en tus labios.

No pido más.
Solo los puntos y las comas de tu vida.
Las corcheas de las coincidencias,
junto al punto suspensivo de tu boca.
Dime ¿dónde esconde la nostalgia?
Oh, simplemente rehúye a las ideas de amar.

Te busque en el párrafo de las gotas,
en las corrientes del riachuelo,
En las hojas caídas por el tiempo.
En los paréntesis de los segundos.
Más en todos, tú, no estabas.

Entre puntos y comas
busco los versos de una gitana.
La misma que marco mis últimos alientos.
Cuando en la oscuridad me juro que me amaba.
Sustituyendo el miedo por el amor.

martes, 28 de abril de 2009

Sigamos pecando



Hago los últimos garabatos en el papel,
son las palabras que no expresamos.
Esas que guardamos para este momento,
tan eterno como el firmamento.

Ni tú ni yo somos culpables de lo que escribimos
en las líneas de la vida.
Hacemos garabatos con las ideas.
Contorciones sin métricas con un amor mal usado.

Cuando nos vimos a los ojos,
pensamos que se habían terminado
los puntos y aparte de nuestras vidas.
Nos mentimos eternamente desde ese día.

Somos como esa última línea que escribimos.
Ambos al darnos las manos traicionamos los pensamientos.
Tú, dejas correr las lagrimas a raudales.
Yo solo trato de hacer con mis ideas la nada.

Sabemos que somos girasoles
en un cruel y frío invierno.
No puedo forjar ilusiones ni querencias.
Ya que nunca entenderás porque la muerte es mi amiga.

Ella viaja con mi despedida.
Es la parte intima de toda vida.
De todo amor vano y superficial.
Sí, en los amores somos prisionero.

¡Todo tiene su fin!
Tú y yo también lo tendremos.
Si me miras lentamente,
recuerdas el amor que alguna vez hubo en mí.

sábado, 18 de abril de 2009

A LA NIÑA DE LAS TARDES TRISTES



Quiero ser el primer sorbo de tu boca.
La primera tentación de tus manos,
al recorrer mi espalda.

Quiero ser tu primer pecado como mujer.
La historia oculta de tu alma.
El recuerdo eterno de lo vivido.

Quiero ser en ti y en tu mente,
la idea de lo hecho y lo consumado.
Solamente lo vivido locamente.

Quiero ser el soplo del aliento en tu espalda.
El brazo de tu fuerza.
Tu barca en la mar.

Quiero ser tu sangre
Recorriendo todo tú ser.
Preñándote de mis ideas galácticas.

Si me dejas mujer de mirada tierna,
nos confundiremos como el viento y la tierra.
Removiendo de mi piel cada sentimiento tuyo.

Si me dejas,
Si me dejas verte
Seremos la ilusión hecha tentación.

Quiero ser….

lunes, 13 de abril de 2009

PECADO



Eres carne de mi carne.
Dolor de mi dolor.
Concupiscencia de mis concupiscencias.
Pecado de mis pecados.

Muerte de mi muerte.
Angustia de mis angustias.
Anatema en las ideas,
a la hora de mis desvaríos.

Dolor en mis confesiones.
Sombra de los pasos en la calzada
de la vida como enredadera.
Así te siento dentro de mí.

Pero…
Sin importar el dolor de tus palabras,
ni las angustias que provocan tu presencia
cuando pasas junto a mí.
Deseo tus cadenas atadas a mi cuerpo
fundidas en mi alma como mi propia carne.

Estampas en la piel

Y en tu piel estampamos los amores. De esta copla que desgarra el alma. Dejando acongojado cada latido quieto, ese que quizás saldría...