Ir al contenido principal

PANTALONES CORTOS


Te invito a las travesuras de la noche,
de esas que dejan sin aliento a las estrellas.
Dime; si le robamos a la tarde la hora de la cita,
la que tenia ya muy bien hecha con la noche.

Que tal si dejamos con su carita llena
a la joven luna.
¡Sí! Y por una vez y de un tiron le robamos
las sábanas de las caricias en plenilunio a la noche.

¡Vamos, por favor!
Levantémosles el vestido a las ideas de amar.
Tiremos de él, como corceles de carrusel.
De esos que solo existen en nuestros corazones.

Tan solo juguemos a tocarnos.
Con la intensidad de las cuerdas de mi guitarra.
La que llevo en las fibras de mi ser,
tesoro de los trasnochados por el amor.

Busco como alquilar una idea extra,
para seguir jugando mis travesuras.
En tu corazón de caperucita color cielo.
La misma que pueda ser tan puta como yo.

Comentarios

leandropiña ha dicho que…
Todo un poema romántico y muy apasionado con un estilo que se acerca a lo Urbano, con expresiones y metáforas muy originales y llamatvas. La tercera estrofa, por sí sola, es todo un poema que muestra la agresividad de la pasión.

Me parece que el título también se relaciona con dicha estrofa.
Muy bueno y es otro experimento que te ha quedado muy bien.....Abrazos
Rafael Chavez ha dicho que…
AGRADEZCO LEANDRO TU GESTO Y ESO PARA MI ES LA POESÍA UN EXPERIMENTO DIARIO.... SALUDITOS
Teperepe ha dicho que…
Rafael, sabes que sigo tu poesía, que la saboreo como a un buen vino. Vine hasta aquí, a tu Adagio de la noche para leerte en cortito.


Un abrazo
Ave
Rafael Chavez ha dicho que…
AVE, COMO DICE EL POETA EN SU DRAMA DEL CONVERSATORIO CON LA VIDA: ESTAS EN CASA NO HAY QUE TOCAR EN LA PUERTA, ELLA SIEMPRE ESTA ABIERTA.
Miguel Rone ha dicho que…
Chavez; La verdad que n es para menores comoyo, lei esos pantalones cortos y tuve que pedir la pastilla. Muy bueno, ya vez que las peñas nos estan mejorando...
Rone

Entradas populares de este blog

QUIERO HACERTE EL AMOR

Hoy quiero hacerte el amor,
en la desesperación de la inocencia.
En la rigidez de la palabra,
y en el temor de lo prohibido.

Hoy quiero hacerte mía,
donde solo existan tus quejidos.
Donde solo se escuchen mis deseos,
en la penumbra de mis labios.

Hoy quiero hacerte el amor,
y tenerte dentro de mi.
Dejando el fuego de la pasión
que nos queme en las cenizas de los deseos.

Hoy quiero amarte,
amarte en la locura que me consume.
La que rompe las formas y las ideas,
de querer como te quiero.

Hoy, precisamente hoy,
quiero hacerte el amor en la inocencia
de esta mañana fría y nublada.
donde los quejidos hagan brillar el sol.

Hoy mujer quiero hacerte el amor,
por que el mundo no se termina
para dos que hacen el amor.

MUJER

Hoy con tus ojos granos de hermosura te vi.
Te vi pasar por mi calle.
Hermosa y con el salero de mujer amada.
Hoy, precisamente hoy mujer te vi.
Trajiste a mi mente esos gratos recuerdos,
aquellos que junto a la ventana en noche
de luna llena y con olor a jazmín,
solo tú y yo conocemos.
Hoy te vi mujer para en la calzada de mi vida,
por donde tú sola sabes caminar.
Sí, más que una mirada te dirigí.
Eras mujer de esas tarde con esas noches,
de luna llena solo para mi.
Porque todavía este corazón sabe amar.

TOCANDO MI GUITARRA

Era la canción de la noche,
aquella que entonaba la tristeza.
La que escuchaba el corazón solitario
de la cigarra y el grillo.

Así eran mis pensamientos.
Díscolos y desatinados a tu llamado.
Deteniéndome en pequeñeces,
sin fijar las pupilas en tu sombra.

Deje el silencio de mis pensamientos,
al borde de tu respiración.
Recogí el fruto de mis plegarias.
Una mirada tuya.

Así llego la partida de los tiempos.
Cuando la guitarra sonó la última nota.
Era tu canción preferida.
Esa que solo un corazón puede tocar.
Un monologo eterno.
Un si en mi boca