domingo, 2 de marzo de 2014



Sin importar lo que eres.
Sin importar como eres,
Sin saber como sientes y padeces.

Nos dijimos adiós, entres sobre saltos y sustos.
No importa como sintamos ni palpiten,
nuestros corazones desbocados.

Es un anatema de desamor lo que proclamamos.
donde solo tú y yo sabemos que es ilusión pasajera
como llovizna de campo florido lo que sentimos.

Los días  con sus segundos eternos,
dejan ver la eternidad del tiempo.
Yo soy tiempo, tu eres segundo de vida eterna.

Nadie juzga a unos y a otros,
nosotros conjugamos los verbos altisonantes.
Donde solo se escucha una voz que se apaga,
diciendo adiós en el recuerdo.

No hay comentarios:

LABIOS TENTADORES

Si mujer Con tus labios rojos Y tú boca que llama a pecado Tengo miedo de amarte De ser parte de tu piel Tu sombra a cada segundo...