viernes, 26 de diciembre de 2014

CON LAS ESPINAS

Hoy camino con las espinas a mis pies.
Sin importarme las caídas,
ni las espinas.
No importa la soledad de la vía,
solo sé que tú me das la esperanza,
de ese segundo de vida.
En el aleteo de la soledad.

Si te entristece la tardía,
no importa el tiempo.
Al final de los segundos,
y al caer la última lagrima
tú sabrás de mi querer.

No hay comentarios:

AMOR Y DOLOR

Cuando te han dicho que te aman Parece como si una cascada de agua fluyera por tus venas, la adrenalina corre como torrente al mar. ...