viernes, 4 de enero de 2013

LA SOLEDAD DE LAS MARIONETAS



PENSAR QUE TENIÉNDOTE LEJOS
ERA LIBRE.
NO SABIENDO QUE EL PRISIONERO
ERA YO.
PRISIONERO DE TU VOZ,
TU MIRADA,
TU ALIENTO DE MUJER,
EL PERFUME DE HEMBRA
EN CELO.
CREÍA SER EL FUERTE
SIN EMBARGO SOY FRÁGIL
COMO LA MARIPOSA.
NO PENSÉ EN LA TRISTEZA
Y DIVAREO EN MI SOLEDAD.
DIME ALONDRA DE MEDIA TARDE
¿DONDE ANIDAN TUS AMORES?

No hay comentarios:

Y SI ME DAS UN BESO

Y si me das un beso. Uno debajo de cada bombilla. Uno a la luz de las luciérnagas. Pero solo uno. Que me parta el sentimiento; abriéndome el...