viernes, 19 de junio de 2015

EL PECADO DE LAS TRES DE LA TARDE

En silencio y penumbra
late el corazón.
Corre ligera la vida.
Sonríe la melancolía
a la dicha.
Te vi mujer.
Te vi muy mía.

Cae la lluvia,
gotas de fuego
en mi alma.
Cae la lluvia,
moja mis sentidos.
Derrite el pensamiento
que suspira en tu alma.
Que muere en tu boca.

Te vi menuda,
mujer de tentaciones.
Te vi grande,
mujer de un instante.
Te vi mujer,
hecha eternidad.
Te vi mía,
en mis acordes de enamorado.



No hay comentarios:

AMOR Y DOLOR

Cuando te han dicho que te aman Parece como si una cascada de agua fluyera por tus venas, la adrenalina corre como torrente al mar. ...