domingo, 11 de octubre de 2015

A UNA FIGURA ETERNA

Entre tus pezones y mi intensión,
Hay una legua de distancia.
La misma que recorrimos,
Para pesarnos las ganas.

Entre tu cerebro y la idea,
Hay un segundo de tiempo.
El mismo que duro,
En perder la inocencia la mujer.

Entre tú y yo,
solo nos separan las comas.
Esa infame agonía,

de no poder ser mía.

No hay comentarios:

AMOR Y DOLOR

Cuando te han dicho que te aman Parece como si una cascada de agua fluyera por tus venas, la adrenalina corre como torrente al mar. ...