sábado, 12 de marzo de 2016

Y ERA MUJER DE UNA TARDE Y MIL NOCHES

No, no lo quiero saber.
Tú me engañas a cada segundo
de rayitos de sol.
No deseo que me lo digas.
Pero dejas las marcas
en cada paso por mi cuerpo.
Soy una desgracia,
Aun moja el agua el alma.
Desde tu último adiós.
Lo malo de mi historia,
es que me enamore de ti
y de tu boca.
Y aun sigo caminando
por esta calle solitaria
llamada melancolía.
¡Qué amor este más fantoche!
Le hace cabriolas a la vida
y sin embargo te sigo queriendo.


No hay comentarios:

LABIOS TENTADORES

Si mujer Con tus labios rojos Y tú boca que llama a pecado Tengo miedo de amarte De ser parte de tu piel Tu sombra a cada segundo...