sábado, 18 de abril de 2009

A LA NIÑA DE LAS TARDES TRISTES



Quiero ser el primer sorbo de tu boca.
La primera tentación de tus manos,
al recorrer mi espalda.

Quiero ser tu primer pecado como mujer.
La historia oculta de tu alma.
El recuerdo eterno de lo vivido.

Quiero ser en ti y en tu mente,
la idea de lo hecho y lo consumado.
Solamente lo vivido locamente.

Quiero ser el soplo del aliento en tu espalda.
El brazo de tu fuerza.
Tu barca en la mar.

Quiero ser tu sangre
Recorriendo todo tú ser.
Preñándote de mis ideas galácticas.

Si me dejas mujer de mirada tierna,
nos confundiremos como el viento y la tierra.
Removiendo de mi piel cada sentimiento tuyo.

Si me dejas,
Si me dejas verte
Seremos la ilusión hecha tentación.

Quiero ser….

No hay comentarios:

AMOR Y DOLOR

Cuando te han dicho que te aman Parece como si una cascada de agua fluyera por tus venas, la adrenalina corre como torrente al mar. ...