viernes, 30 de diciembre de 2011

ERES



Al compás de tus pasos en la lluvia
detuve mi mirada junto a la puerta.
Bañaba tu figura el lugar,
se mojaba la gota de agua con tu cuerpo.

Fije mi mirada de ojos negros en la danza eterna.
En la danza eterna de la idea de mujer.
Que con su cuerpo bañaba la estancia de mis
ganas.

Lentamente y sin pensarlo
puse mis manos en la tosca madera,
y tu piel como fina seda estremeció mis sentidos.
Al compás de tus pasos en la lluvia,
Deje la inocencia clavada en ti.

No hay comentarios:

AMOR Y DOLOR

Cuando te han dicho que te aman Parece como si una cascada de agua fluyera por tus venas, la adrenalina corre como torrente al mar. ...