domingo, 18 de enero de 2015

Y SE ME RUBORIZAN LAS GABANAS

Se me ruboriza la piel,
tan solo de pensar en ti.
Se me ruboriza la piel,
cuando se juntan las ideas.
Se me ruboriza la piel,
por ti y contigo.
Se me ruboriza la piel,
al hacerte el amor.
Se ruboriza esta piel loca,
cuando escribo estas líneas.
Sí, se me ruboriza la piel,
tan solo de estar dentro de ti.


No hay comentarios:

CARTA A UNA MARIPOSA

A:  Una mariposa Ayer amor, mientras contemplaba cómo se marchaba la tarde, me hacía muchas pregunta de ti y de mí.               ...