viernes, 20 de febrero de 2015

ERASE LA NOCHE

Y parió la tarde un lucero.
De hojas verdes y luciérnagas.
Y parió la tarde una idea.
De mentes desnudas y apasionadas.

Y parió la noche un lucero.
Donde el vino emborracha el alma.
Y parió la noche una lluvia.
Donde lave tus besos de mujer.

Y parió la madrugada las caricias.
Estrujamos las ideas en la piel
Y parió el alba otro día.

Empezamos otra vez la locura de amar.


No hay comentarios:

Y SI ME DAS UN BESO

Y si me das un beso. Uno debajo de cada bombilla. Uno a la luz de las luciérnagas. Pero solo uno. Que me parta el sentimiento; abriéndome el...