domingo, 12 de octubre de 2008

CONVERSACIÓN


Mientras caminábamos en la sombra de las ideas,
fuimos a dejar las ilusiones junto a las frías
líneas del metal de las palabras.

Sentados,
Disparamos los sentimientos encontrados.
Interpuestos entre mis sentimientos y los tuyos.
Caían lentamente,
como hojas coloreadas de otoño.
En forma de palabras silentes.

Nos agarramos las manos,
tratando de no dejar escapar el suspiro
del amor escondido en el pecho.

Aunque largo el tiempo,
su existencia parecía una brevedad
de segundos galácticos.
Mirábamos absortos el vaivén de las hojas,
latían como nuestras almas,
rápidas, desbocadas.

Mientras caminábamos a la luz de las ideas,
agarrados de las emociones
dejamos en las líneas frías del recuerdo los rencores.

No hay comentarios:

AYER TE DIJE MUJER

Ayer te dije mujer Cuando tus manos tocaban la sinfonía del amor. Que el universo solo tenía una versión de la verdad. Tú y solo ...