lunes, 20 de octubre de 2008

PERDIDOS



Te meces,
cual frágil hoja al viento,
con tu cuerpo fino de mujer enamorada.
Robando segundos… cuando puedes,
apostando a lo que no será.

Llamadas,
que no responden a la desesperación.
Tiempo,
que pasa en vano por tu piel.
Mellas.
La fragua de la espera,
sentada en el desván,
de un tiempo que no llega.

Sonatas,
que retumban de alientos,
que no pasan.
Ideas maldita de un amor,
que no responde a la angustias.
De amar y no amar,
de tener y no querer.

¿Y para que espero?
Si ya no viene.
¿Para que escribo?
ya no hay cartero.
¿Para que suspiro?
¡ya no hay amor!
Solo hojas,
que se mecen en el viento.

No hay comentarios:

LABIOS TENTADORES

Si mujer Con tus labios rojos Y tú boca que llama a pecado Tengo miedo de amarte De ser parte de tu piel Tu sombra a cada segundo...