C.J.




Maldigo la hora de partida,
de los latidos tardíos,
en este corazón tonto
que busca las ansias
de amarte…
en cada rincón,
de este cuarto
tan tuyo y mío.

Busco tus grandes ojos,
la sonrisa inagotable de tu boca,
los labios abiertos,
las ganas de darte,
y tu cuerpo ya desnudo
todo mío,
en cada rincón,
de este cuarto
que ya es mío.

Te busco en mi piel,
y te encuentro enraizada,
haciendo muescas en mis venas,
sumergida como gota de agua
en mi vida.
pegada a mi corazón,
en cada recodo,
porque sin ti ya no existo.

Para que decir te amo,
si al buscarme dentro de ti,
tú, y solo tú… soy yo,
si lo reclamas,
dejo de ser lo que soy,
porque el todo es mío,
en cada centímetro de tu piel,
en cada poro de tu alma.

Comentarios

PalomaGrace ha dicho que…
Rafa...me quedo prendada de este bello poema,sublime y entregado.


Hoy me di el lujo de visitar tus letras,mi querido amigo.


Saludos y un abrazo grandee!

Paloma Grace

Entradas populares de este blog

QUIERO HACERTE EL AMOR

MUJER

TOCANDO MI GUITARRA