SUSURROS EN TU ESPALDA



Eres el camino donde enfila mi vida.
Ese anden donde descarrilan mis ganas.
Las mismas que sin tiempo,
almacenamos en el pecho de la luna.

Soy para ti el baúl,
ese mismo donde esconde los miedos.
Guardas las alegrías de las caracolas,
y esconde la felicidad de tu cara.

La ciudad es nuestro universo de estrellas,
donde como luceros brillan tus ojos.
Faroles eternos de la vida y el amor.
Sí, somos transeúntes de nuestro cuento.

Tu boca con sabor a menta entregada
a cuentas gotas como desierto.
Deja al igual que el tranvía sus huellas
marcadas en las eternas pupilas de las quimeras.

Esas que guardo cuando parte el tren,
vibraciones de querencias de mujer y hombre,
enamorados… entre la pasión y la inocencia.
Como chicuelos cuando parte el tren de los amores.

Comentarios

Entradas populares de este blog

QUIERO HACERTE EL AMOR

MUJER

TOCANDO MI GUITARRA