miércoles, 17 de septiembre de 2008

HAGAMOS AMOR


En la profundidad de tu vientre,
al rubor de la piel,
con tacto de mi boca,
tus pechos erguidos,
es una incitación a conquista.

El aroma salvaje de tus poros
llegas al éxtasis,
provoca las pasiones,
volcán de contracciones,
tomarte sin posturas fijas.

Sin métricas
hurgarte toda, toda.
Estrujar las ganas,
doblar los sentimientos,
ese semental en celo.
Erotismo en las palabras desnudas.

Sueño con tu reflejo en el espejo,
tus inquietudes guardadas,
desnudando el amor en solitario,
con las gotas de sudor como sinfonías.
Una mariposa inerte
en la penumbra como testigo.

Embriagados de quejidos,
después de mil diabluras
con movimientos extraños,
de caderas silenciosas
moribundas al placer
se durmieron como ángeles
dos mariposas.

No hay comentarios:

AMOR Y DOLOR

Cuando te han dicho que te aman Parece como si una cascada de agua fluyera por tus venas, la adrenalina corre como torrente al mar. ...