RUSTICO AMOR


He tocado tantas veces a esta puerta

tan cerrada.

Que ya no tenia fuerza en mis puños.

Ya no tenía voz en mi garganta,

ni deseos de abrir mis labios.

Al intentar abrir tu alma y ver como amas,

deje dispersa en tus ideas las mías,

dejando escapar mis temores,

y mis desvaríos.

Al abrir mis inquietudes,

desnude mis intenciones.

Quizás muy mías, quizás muy tuyas.

Talvez ni tuyas ni mías.

Al intentar tocar tu puerta;

solté tu inocencia.

Ruborice tu piel,

estremecí las ideas

conjugándolas con las mías.

Al intentar tocar tu perta,

deje a un lado mis prejuicios,

mis creencias y por que no,

quise perder mi inocencia:

con solo tocar tu puerta.

Comentarios

Entradas populares de este blog

QUIERO HACERTE EL AMOR

MUJER

TOCANDO MI GUITARRA