lunes, 9 de mayo de 2016

RIMAS DEL ALMA

En un sueño como quijote
cabalgaba en la cresta de un verso,
haciendo cabriolas con conjunciones,
espumas con la rima.
Mecía las octavas
entre septetos y decasílabos,
se morían de envidia las amapolas,
versos consonantes para enamorados.
Bañados en el placer
de mis quijotadas de poeta,
décimas de amor declamaba
a ti…mi eterna enamorada.


No hay comentarios:

AMOR Y DOLOR

Cuando te han dicho que te aman Parece como si una cascada de agua fluyera por tus venas, la adrenalina corre como torrente al mar. ...