lunes, 9 de mayo de 2016

INOCENCIA

Déjame llegar hasta donde se juntan las pasiones.
Permiteme que entre a tu intimidad de ideas.
Deja que cabalgue por tus praderas de ganas.
Ya que, somos corceles desbocados.

Déjame estrellar mis sentimientos en ti.
Para recogerlos en tu piel de mujer.
Para caminar junto a tu aliento.
Para saborear la miel de tus placeres.

Déjame coger las tentaciones.
Esas que con tu sonrisa describe.
La que tus ojos hablan sin mediar palabras.
Para saciar las ganas dentro de ti.



No hay comentarios:

AMOR Y DOLOR

Cuando te han dicho que te aman Parece como si una cascada de agua fluyera por tus venas, la adrenalina corre como torrente al mar. ...