A DONDE ESTES


Tres deseos pediste en la cama
tres añoranzas te di.
Mas ni la una ni la otra comprendí.

Tres palabras me dijiste,
y una la cumplí.
Pero las otras con el tiempo
al viento las deje.

No sé si fue la fuerza de la idea,
¿Quien tomo el camino que vivimos hoy?
Solo el recuerdo de un quejido me queda
grabado en la memoria eterna del olvido.

Camino en la penumbra de un verso
escrito a destiempo.
Garabatos insatisfechos
tu imagen ya no queda,
murió con la tarde de ese día…
de tu llamada.

Comentarios

Entradas populares de este blog

QUIERO HACERTE EL AMOR

MUJER

TOCANDO MI GUITARRA